Por Carlos Rodríguez

Jimmy Page y Robert Plant se enfrentan a un nuevo juicio por el supuesto plagio de “Stairway to Heaven”, y más de 100 artistas salieron a respaldarlos, no solo en sus declaraciones sino incluso por la vía legal. Un tribunal había fallado a favor de los músicos de Led Zeppelin en 2016, pero la apelación posterior llevó a nuevas instancias que podrían llevar a un nuevo proceso.

La demanda original fue presentada por Michael Skidmore, en representación del fallecido compositor Randy California, integrante del grupo Spirit. Allí se aseguraba que el clásico incluido en Led Zeppelin IV (1971) era una copia de “Taurus”, instrumental registrado por Spirit en su disco debut. A pesar de ciertas similitudes (como la secuencia del arpegio descendiente del comienzo), el jurado que analizó el caso en 2016 concluyó que no eran “intrínsecamente similares”, y absolvió a Page y Plant.

La apelación presentada por el demandante siguió su curso. El año pasado, un panel de tres especialistas determinó que el jurado original había sido mal informado en varias cuestiones musicales, abriendo la posibilidad de un segundo juicio. Frente a eso, los representantes de Zeppelin solicitaron un nuevo análisis a cargo de un panel ampliado de once personas, que comenzará a sesionar en San Francisco en septiembre.

Pero la comunidad musical también tiene algo para decir. Un total de 123 artistas de diversos géneros presentaron ante la Corte de Apelaciones un “Amicus Brief” (en la Argentina se conoce como “Amicus curiae”), es decir un documento de ciudadanos que no están afectados directamente por el proceso pero tienen un interés en el tema. Los firmantes incluyen a gente de peso como Korn, Tool, Rob Halford (cantante de Judas Priest), Nancy Wilson (Heart), Mike Shinoda (Linkin Park), Les Claypool (Primus), Sean Lennon, la Asociación de Compositores de Nashville y la Asociación de Compositores de Norteamérica. En el documento se señala que fallar a favor de Skidmore “dañaría a la industria musical en general” y causaría “una injustificada ola de litigios”.

En informe señala que “Nosotros, autores de música que entretiene y enriquece las vidas de incontables personas en todo el mundo, seremos sin dudas afectados por el resultado de este caso de importancia crítica. No hay evidencia presentada en el juicio contra Led Zeppelin que señale que elementos de ‘Taurus’ estén presentados de manera tan original como para necesitar protección de copyright. Tras filtrar los elementos genéricos o los lugares comunes musicales identificados en ‘Taurus’, lo que queda son dos canciones completamente diferentes”.

Para el grupo de artistas, “cualquier artista bien puede temer que el muy común uso de escalas cromáticas descendentes, arpegios o secuencias breves de tres notas, o cualquier elemento de dominio público, se conviertan en la base de una demanda por infracción.”

Como era de esperar, el abogado de Skidmore, Francis A. Malofiy, desestimó la presentación de los artistas, al decir que “el informe es poco impresionante y muy pobre. Representa a 123 compositores de unos 500 mil, ¡un 0,02%! No es más que un gesto efectista para la industria”.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here