Espere un milenio
días y noches
aguardando
esperando el adiós

Espere hasta que mi piel se endureció
tantas noches en vela
tantos ríos de nostalgia
con el alma en llamas

Escribí mensajes en botellas
lanzándoos al rio
esperando que los tomaras
y el tiempo nunca los devolvió

Espere en el campo
viendo las cosechas
ir y venir con las temporadas
y el adiós nunca llego

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here