Por Mario Miguel Vallejo B.
Tomado de Historias Latinoamericanas

Esta es una leyenda que fue recogida en el año de 1955 por Oscar Núñez del Prado, padre de Juan Núñez del Prado que relata el inicio del imperio Inca y de la expectación del regreso del Inca ; leyenda de la creación del pueblo Quero que dice:

En aquellos días , cuando aún no existía el sol, vivía en la tierra un pueblo que tenía gran poder sobre las cosas de la tierra , tanto así que podía hacer caminar a las piedras o convertir una montaña en llanura con un simple disparo de su honda .

La Luna o Mama Quilla brillaba tenuemente sobre su mundo de sombras, dando poca luz para las actividades de esas gentes llamadas: Niaupa machus, los antiguos.

Un día el Supremo espíritu creador : El Roal y jefe máximo de los Apus (espíritus de las montañas), les pregunto a los Niaupa machu si les gustaría que él les cediera parte de su gran poder; estos con suma arrogancia le contestaron al gran Roal que ellos tenían su propio poder y no necesitaban ningún otro .
Irritado por esta respuesta el Roal creo al Sol y le ordeno que brillara con fuerza en el mundo del Hanac pacha. Aterrados por el brillo casi cegador de aquel cuerpo celestial los antiguos (Niaupa machu) buscaron refugio en sus casas , el calor de este nuevo Dios era brutal para estas gentes que poco a poco los deshidrato y fue secando sus músculos hasta convertirlos en carne seca pegada a sus huesos , estos pensaron que sería su fin , pero esta no era la voluntad del Roal y ahora son los Soq’as (espíritus peligrosos) , que aparecen a ciertas horas de la tarde justo cuando se oculta el sol o durante algunas noches de luna nueva.

La tierra quedo inactiva y los Apus decidieron forjar nuevos seres. Entonces crearon a Incari y a Qoyari [1] un hombre y una mujer llenos de sabiduría. A Incari le dieron una vara mágica de oro con grabados desconcertantes y a Qoyari un huso , ambos símbolos de Poder y laboriosidad .

Incari recibió la orden de fundar una ciudad de gentes poderosas como ellos en donde la vara de poder se clavara de una manera vertical. Hizo su lanzamiento pero la vara cayo plana sobre el suelo así que camino hasta ella recorriendo distancias hasta recoger su vara de poder y se dispuso luego de caminar un tramo más lanzar de nuevo y con su segundo lanzamiento la vara se clavó en la tierra pero quedando en un ángulo oblicuo, atrapada entre montañas negras y a orillas de un rio. Sin embargo Incari decidió fundar ahí una ciudad llamada Queros. Las condiciones del lugar no eran propicias, asi que considero construir su capital en un lugar cercano de la misma región y comenzó a trabajar arduamente en lo que hoy son las Ruinas llamadas Tampu.

Agotado y sudoroso por el trabajo, Incari deseo bañarse, pero el frio era demasiado intenso, entonces decidió hacer brotar las aguas termales Upis y construyo los baños que aún existen ahí.

Incari había construido ahí su ciudad desobedeciendo el mandato de los dioses o espíritus de las montañas, por lo que estos para hacerle comprender su error, les dieron una oportunidad más a los Niaupa machu que observaban con amarga envidia a Incari. Su principal deseo era exterminar al hijo de los espíritus de las montañas y con este fin hicieron rodar piedras gigantescas por las laderas de las montañas donde Incari estaba trabajando.

Espantado este huyó hacia las orillas del Lago Titicaca, donde la paz, tranquilidad y la belleza del lugar le permitió meditar, luego volvió al rio Vilcañusta, ascendió a la cima de la Raya desde donde lanzó por tercera vez su vara de poder que fue a caer de una manera totalmente vertical sobre un valle fértil y hermoso . En este valle Incari fundo la ciudad del Cuzco, donde vivió muchísimo tiempo, pero Queros no podía ser olvidado así que luego de formarlo y enseñarle los secretos sobre el mundo envió a su hijo mayor a Queros para que poblara la ciudad y a sus demás descendientes los envió a diversos lugares, donde dieron origen a los linajes reales de los incas.

Una vez terminada su tarea, Incari decidió ponerse en marcha nuevamente en compañía de su esposa Qoyari para enseñar su sabiduría a otros pueblos. Paso por Queros y desapareció en la Selva , no sin antes dejar testimonio de su paso con las marcas de sus dedos que todavía pueden verse en las Ruinas de Mujurumi e Incaq Yupin , hasta la época del retorno del Inca.

[1] Incari es una combinación de la palabra quechua Inca que significa soberano o gobernante más la palabra castellana rey : Incarey . Qoyari es la combinación de la palabra quechua Qoya que significa soberana y la palabra castellana reina : Qoyarey.


Fuente: http://asociacioneducarteperu.blogspot.com/2013/07/el-mito-de-inkari.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here